21 de diciembre de 2016

Fijador para Pastel

'Dejarse llevar' 42x17 Pastel sobre Pastelmat

Estaba tardando demasiado en hablar de él. Y constituye una herramienta útil en muchos casos. El uso de fijador para pastel constituye la mejor forma de dar estabilidad a nuestra obra, permitiendo la aplicación de nuevas capas de pastel. Su aplicación debe ser mínima, ya que tiene el inconveniente de alterar el color original. He pulverizado (bastante) fijador en spray sobre una tira de papel con diferentes colores, en la qué podéis apreciar el cambio.
 
 
Os muestro cómo he realizado 'Dejarse llevar', en el que he utilizado fijador para Pastel. Primero he dibujado el motivo sobre papel Pastelmat Blanco. He utilizado un lápiz de Pastel Gris.
 
 
La zona del cielo y las nubes se me ha complicado un poco, aplicando demasiado pigmento en las zonas de sombra. No he conseguido captar bien los tonos y, a base de ir ajustándolos, ha llegado un momento en el que no he podido añadir más color.
 
Cada uno trabajamos de una forma, aplicamos los trazos con distinta intensidad. En mi caso, aplico los trazos demasiado fuerte, un poco impulsivamente. Bueno, es mi forma de trabajo PERSONAL! Me gusta dejar 'ahí' la materia!
 
 
Para poder seguir trabajando e ir añadiendo capas, he añadido algo de fijador para pastel en spray.
 
CONSEJO: Pulsad vuestro pulverizador fuera de la zona del cuadro, que en ocasiones la salida del líquido es algo violenta. Alejaos de la obra, no os peguéis a ella. Es conveniente aplicarlo en pasadas ligeras y esperar a que se seque si queremos aplicar mayor cantidad. Si aplicamos demasiado en una sóla vez, saturaremos el pastel y no adquirirá el suficiente mordiente para poder añadir más capas.
 
 
En la foto se puede apreciar el cambio en el color que os comentaba anteriormente. Pero al oscurecerse los colores, le da carácter y mayor fuerza. Esto nos puede ayudar en nuestro trabajo en muchas ocasiones y utilizarlo a nuestro favor. Los colores oscuros, en mi opinión, acusan mayores cambios de valor, potenciándose nuestras sombras. Podemos utilizarlo de forma selectiva, en zonas limitadas.
 
 
Aquí os repito el cuadro en tamaño inferior. Con muy poco trabajo recupero las luces. También podemos arreglar en este momento defectos en las formas de las manchas, ajustar algún valor 'perdido'.
 
Os muestro el Fijador para Pastel que utilizo normalmente: PerFix Colourless Fixative, de la casa Daler & Rowney. Altera mínimamente los colores, aunque huele fatal. Huelen todos! Casi todo es así en la Pintura! Ay, esa acuarela...
 
 
Está claro que el fijador es el Enemigo del Pastel, pero es el Amigo del Pastelista. Habrá ocasiones (ya hablaremos en más entradas de ellas) en las que necesitemos su ayuda. Aunque la primera vez que lo usamos siempre defrauda. Duele ver cómo cambia de color toda nuestra obra cuando lo aplicamos. Recuerda: ¡POCA CANTIDAD!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dame tu opinión sobre este post. Se agradecen críticas que ayuden a mejorar el blog.